A falta de la sentencia definitiva del tribunal, Aldezar necesita de tu apoyo. ¡Pon en el balcón la banderola!